“”/

El fluido limpio es necesario para lograr una larga vida útil del sistema


Con la necesidad de tolerancias más restringidas, tiempos de ciclo más rápidos, presiones más altas e intervalos de servicio extendidos, se está exigiendo más al filtro hidráulico.

La filtración apropiada comienza con la selección del filtro correcto, basado en las recomendaciones del equipo original, las cuales incluyen:

     • El tipo de fluido utilizado.

     • La presión de operación del sistema.

     • El flujo de fluido necesario para el funcionamiento del sistema.

     • La restricción causada por el filtro.

     • Las expectativas con respecto a los intervalos de servicio.

     • El nivel de limpieza requerido del fluido.

Los objetivos principales en el diseño de los filtros hidráulicos Hastings son mejorar los niveles de limpieza del fluido en el sistema, producir un mejor rendimiento de arranque en frío y satisfacer las expectativas relativas a los intervalos de servicio. Para lograrlos, Hastings Premium Filters utiliza varios tipos de medios de filtración:

Medio filtrante de celulosa: el medio filtrante original y más común se fabrica con fibras naturales. Estas fibras retorcidas son más grandes y más irregulares que las fibras sintéticas, creando más resistencia al flujo o caída de presión.

Medio filtrante sintético: estas fibras de vidrio artificiales son de tamaño y forma muy uniformes, producen la resistencia más baja posible al flujo y mejoran la eficiencia para proteger los controles sensibles.

Medio filtrante combinado: una mezcla de fibras sintéticas y de celulosa mejora la eficiencia y aumenta la capacidad de retención de suciedad.