Filtros con conexión roscada abollados

Abril 2012

Product HighlightAlgunas veces cuando usted abre una caja que contiene un filtro con conexión roscada, puede notar una abolladura pequeña o grande. Quizás cuando esté instalando un filtro con conexión roscada podría dañar el filtro accidentalmente con la llave o al dejarlo caer. ¿Qué debe hacer?

Un filtro abollado es un filtro dañado y eso significa que se debe reemplazar inmediatamente. Los fabricantes de filtros ocasionalmente reciben reclamaciones bajo garantía respecto a una grieta en un filtro con conexión roscada. Esta grieta habitualmente está situada cerca del cartucho o en una abolladura del mismo.

Habitualmente se determina que la abolladura produjo la grieta, con lo cual está fuera del control del fabricante del filtro y se rechaza la reclamación.

Los filtros están diseñados para resistir la fatiga y absorber las pulsaciones en forma pareja sobre la superficie interior. Una abolladura crea un área donde se puede concentrar la tensión, aumentando la probabilidad de una falla debido a fatiga.

Una válvula reguladora de presión integral, la cual se abre y cierra en forma intermitente, controla la presión en un sistema de fluido y produce pulsación en forma natural. La válvula se abre y cierra continuamente durante la operación del sistema, creando el efecto pulsante.

El área debilitada de la abolladura se dobla debido a la pulsación y crea un punto susceptible a fatiga y agrietamiento.

Los filtros que están abollados antes de la instalación no se deben usar y los filtros dañados durante la instalación se deben quitar y reemplazar por un filtro sin daños. Si bien la abolladura puede parecer insignificante, el costo de reemplazar un filtro es muy inferior a los daños que una falla puede producir.