Filtros de aire de cabina

Junio 2012

Los filtros de aire de cabina son comunes en aplicaciones automotrices de modelos recientes y de servicio pesado en y fuera de carretera.

Estos filtros reducen la cantidad de contaminantes y partículas suspendidas en el aire que ingresan al interior del vehículo a través del sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC), capturando el polvo, polen y otros contaminantes suspendidos en el aire.

Un filtro de aire de cabina protegerá a los pasajeros contra el polen, bacterias, polvo y humo suspendidos en el aire, reducirá la acumulación de polvo y suciedad en el interior de los vehículos e incrementará el rendimiento y productividad de los sistemas de acondicionamiento de aire.

La mayoría los filtros de aire de cabina están en un lugar que los hace moderadamente fáciles de alcanzar y reemplazar. Los filtros de aire de cabina están ubicados típicamente debajo del capó, o detrás o debajo de la guantera. El filtro de aire de cabina debe cambiarse cada año o cada 12.000-15.000 millas (19.000-24.000 kilómetros).

Los filtros de aire de cabina automotriz Hastings vienen con instrucciones de instalación fáciles de seguir que también están disponibles en línea. Estas instrucciones paso a paso le indican dónde ubicar su filtro de aire de cabina y cómo reemplazarlo.

Información sobre filtros de aire de cabina

  • Los filtros de aire de cabina se incorporan a los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado en más del 85% de todos los nuevos automóviles.
  • La mayoría de los consumidores e instaladores no saben que los filtros de aire de cabina existen en sus vehículos.
  • Los filtros de aire de cabina sin cambiar pueden perjudicar la salud de los conductores y pasajeros, llevando a dolores de cabeza, náusea y alergias.
  • Aproximadamente el 85% de filtros de aire de cabina en los automóviles actuales no han tenido su reemplazo recomendado.
  • Si un filtro de aire de cabina permanece sin ser cambiado, el flujo de aire restringido puede causar menor rendimiento en el sistema de calefacción y aire acondicionado.